Organización

Organización

Inicio > Organización > Dirección

Dirección

MENSAJE PRIMERA REUNIÓN GENERAL DE PADRES DE FAMILIA

El objetivo, de este mensaje no es otro que de hacerles llegar una palabra, una idea, una luz, que a su vez les lleve a la reflexión, de aquello que se puede mejorar en la misión de padres educadores de sus hijos e hijas.

Vino a mí la imagen de Tierra, surcos, siembra, cosecha, lluvia, semillas etc., unido a estas palabras: Recibir y Dar… La tierra recibe agua, abono, luz, cuidados del sembrador, para después de un proceso largo DAR los mejores frutos, la tierra se prepara para recibir.

Quiero permitirme ahora hacer una comparación… ustedes son la tierra que debe estar siempre lista a recibir: luz, agua, oxígeno, abono, aquello que les ayudará a seguir adelante con la tarea de crecimiento personal, y ser cada día mejores frutos=mejores personas, las que a su vez tienen la misión de acompañar el crecimiento personal de sus hijos e hijas y a todas las personas con las que se relacionan diariamente… luz, agua, oxígeno quieren ser en esta ocasión, este mensaje sencillo, construido con el único interés de ser una motivación, para realizar cambios o reafirmar conductas ya establecidas. El preparar nuestra tierra conlleva ser un surco abierto, ese espacio disponible a una escucha, permitir que la semilla anide para luego generar una respuesta. Llegar a desplegarme para dar vida a otros.

La pregunta obligada es ¿Qué estamos llamados a dar como padres, madres? dar: VIDA y en abundancia, vida sana y plena. Misión irrenunciable, la de cuidar, proteger, supervisar, enseñar a sus hijos e hijas en ese primer círculo social, que es su casa, la familia; para lograr que ellos a su vez repitan el modelo aprendido, ser buena tierra que de  buenos frutos. No es una tarea fácil en estos últimos tiempos, todo ha cambiado tanto que es difícil ahora entender, guiar y comprender a los jóvenes y niños y niñas, los modelos familiares han ido cambiando muy rápidamente. Hemos pasado en pocos años del…

  • El niño obedece o se queda castigado (necesidad de una disciplina)
  • El niño puede dar su opinión (puedes hablar cuando se te permita)
  • La etapa de los derechos (los hijos tiene todos los derechos)
  • La generación actual: “tienen derechos totales” son los que tienen derechos continuos ¿Y, dónde están sus deberes?  ¿Sus responsabilidades?

Es una generación que necesita  entender que la vida en comunidad es una construcción que  exige esfuerzo, dedicación y por lo tanto requiere también normas. Que no puede vivir sin control, sin supervisión, que la libertad es un valor, y los límites son fronteras, que marcan hasta donde se puede llegar. Entender que hay límites, que la disciplina, la autoridad y la organización, nos ayudan a organizarnos mejor y tener un comportamiento más solidario y sano. La disciplina es necesaria para no dejar la vida al azar, organiza el estudio, el placer, el trabajo y demás actividades.

Es urgente que tomemos la decisión de poner remedio, a una situación que puede desbordarse, y tener consecuencias negativas mayores. No podemos renunciar a la responsabilidad de DAR educación, formación y eso requiere que el adulto se estructure, que identifiquemos donde está el problema y luego actuar.

Los jóvenes, niños y niñas de este tiempo necesitan que los adultos, padres, madres de manera especial, reconozcan que es un tiempo difícil, que requiere de la lucidez para no caer en conductas que no ayudan en la educación de sus hijos. No es positivo el…”DAR”… lo que ellos quieren, cuando quieren y como quieren, llenarlos de regalos, “darles todo lo que piden” la expresión que he escuchado quiero “darle lo mejor a mi hijo/a “tiene a veces su contraparte, que ellos crean que se les debe dar cualquier cosa y en todo momento. Dar “lo mejor” debe significar ofrecerles las condiciones para que sepan: AGRADECER, CUIDAR, ENTENDER QUE LA ABUNDANCIA NO SIGNIFICA solo gastar, comprar y tener, sino que A VECES PUEDE SIGNIFICAR “RENUNCIAR”

Que no vivan preocupados por tener, eso desencadena en la exclusión y excluir, hay que formarlos para que entiendan que no será dueño siempre de todas las cosas, porque la consecuencia puede ser, el tener TODO A CUALQUIER PRECIO, conducta peligrosa, por ello, es necesario un “NO” a tiempo.

No es bueno tampoco hacerles creer que nacieron merecedores de una serie de beneficios, que se crean que son “perfectos”, “terminados” nadie es perfecto, somos sujetos perfectibles por lo tanto, el creer que se  eleva la autoestima por elogiarlos y decir “Mi Hijo es el mejor” Lleva a la idea de no necesito revisarme, a la  no reflexión, de mis actos y conductas. Cuidar de ellos y protegerlos no puede pasar por el que se les haga creer que son “intocables”. El maltrato, ni la ofensa está permitida, eso se entiende, pero otorgarles la sensación de ¿IMPUNIDAD?… ¿A que los lleva? En el trato con los jóvenes y niños y niñas hay que evitar la ambigüedad, tenemos que ser directos y hacer lo que decimos, mucha firmeza y suavidad…

Tienen que entender que el “Supervisar”, no es “invadir la privacidad” sino abrir un canal para dialogar y evaluar. Quien ama no descuida. La casa no debe convertirse en habitaciones de un castillo, donde ellos se encierran con sus celulares y demás dispositivos. Debe ser el lugar de convivencia… es en su casa, con su familia que aprenden lo que es una comunidad, será necesario que  busquen tener un tiempo de calidad, no de cantidad…en la familia tienen que aprender a compartir las tareas, el ser solidarios, se educa con el ejemplo. Hay que poner patrones de conducta en casa para que aprendan a convivir. Ser firmes y afectuosos tarea difícil de conjugar pero no imposible, ellos lo necesitan con urgencia, puede ayudar usar la expresión “En esta familia…" Esto crea identidad.

¿Qué tipo de personas necesita el mundo de hoy? ¿Qué perfil de estudiantes tenemos que formar? Es una tarea que asumimos juntos… ustedes en sus familias y nosotros en el Colegio “cada uno tiene su lugar, su deber y responsabilidad” (San Pedro Poveda)

El gesto que hicimos el primer día de clases, es una realidad que deseamos de todo corazón vivir, padres, madres y maestros/as, una  alianza, en favor de sus hijos e hijas. Juntos formando para el BIEN Común, la construcción de la ciudadanía, para saber convivir, y construir relaciones humanas sanas y verdaderas, aprender a articularse con otros, consolidar comunidades, compartiendo tareas y metas comunes.

Así lograremos la gran utopía de lograr estudiantes que vivan libres del Bulliyng (víctimas y victimarios) que no recurran a las drogas, porque no recurrirán al dinero fácil, ni personas que cometan abuso y maltrato, que no sean presa fácil de las redes sociales, que sepan decir un NO a tiempo, que sepan recibir un consejo, una corrección adecuadamente, porque saben que son perfectibles, que no se crean lo mejor y los únicos, porque saben que los demás también son importantes. Que sepan agradecer lo que reciben, es una actitud que habla de reconocer, valorar. Personas que sepan cuidar sus prendas de vestir y cuidarlas…

Tenemos claro el camino, seamos compañeros de camino, tendremos acuerdos y desacuerdos, que no deben ser un obstáculo para seguir juntos, no dejemos que se pierda la riqueza de este caminar y compartir, en medio de nuestras angustias, dudas, no perdamos el sentido… No tengamos miedo…

El lema de este año “Señor, sé para nosotros camino, verdad y vida: Haznos hombres y mujeres eminentemente humanos, de Dios” nos sitúa frente a ese camino que deseamos hacer con Jesús, que es la verdad y es el que nos da la vida y pone en nosotros los mejores sentimientos y actitudes, de ser mejores cada día, si nos equivocamos siempre es bueno  reflexionar, y reorientar la  marcha.

María Eugenia Gallego Núñez

Directora